Cómo desatascar una tubería que está muy obstruida

Como hemos explicado en otras ocasiones, los atascos en tuberías son muy comunes y se pueden producir en cualquier momento. Los atascos son muy molestos y muy desagradables ya que suelen generar malos olores.

Hay que tener especial cuidado con la antigüedad de las tuberías, pues cuantos más años tengan, más posibilidades hay de que se produzcan atascos u obstrucciones.

 

Por qué se puede producir un atasco en las tuberías

Los atascos en las tuberías pueden derivar de varias causas.

  • Problemas con la pendiente: en algunas ocasiones, las pendientes no se realizan de forma adecuada; si son demasiados cortas, pueden ser una de las causas de la acumulación de residuos, por lo que pueden provocar atascos.
  • Verter comida: muy a menudo los atascos se producen por verter en el propio fregadero restos de comida; estos obstruyen la tubería y no dejan pasar el agua de forma correcta
  • Deterioro de las tuberías: hay que realizar mantenimientos rutinarios de los saneamiento ya que con el tiempo los restos se pegan a las paredes de las tuberías y aumentan la adherencia de las mismas.

 

De qué forma se puede desatascar una tubería obstruida

Desatascar una tubería es una tarea compleja, sobre todo si no contamos con las herramientas o los productos adecuados.

Como hemos mencionado en artículos anteriores, aunque puedas desatascas tú mismo las tuberías de forma temporal, siempre es conveniente contar con una empresa especializada en desatascos para eliminar el problema de raíz.

Entre los métodos más efectivos para desatascar las tuberías de forma manual, encontramos los siguientes:

  • Desatascador manual;
  • alambre u otra herramienta flexible que te permita acceder al tapón y romperlo;
  • Coca-Cola (al verter Coca-Cola en las tuberías, esta se filtrará a través de la suciedad haciendo que se disuelva en pocos minutos);
  • agua con sal (debes hervir agua y echarle sal. Cuando el agua hierva y esté los suficientemente caliente, se debe verter por la tubería para que acabe deshaciendo el atasco);
  • bicarbonato y vinagre (para que este sencillo truco funcione, tendrás que mezclar unas cinco cucharadas de bicarbonato y una taza de vinagre; en cuanto la viertas en la tubería, provocará una reacción química y terminará deshaciendo el tapón).

 

Evitar futuros atascos

Para prevenir futuros atascos es fundamental hacer un buen uso de las tuberías, evitando verter restos de comida. Una forma sencilla de conseguirlo es colocando rejillas en el fregadero, en la ducha, etc.)

Además, verter agua hirviendo en las tuberías, nunca estará demás para evitar que se concentren restos de comida en ellas.

Finalmente, para resolver cualquier tipo de problemas que tengas con tus tuberías, puedes ponerte en contacto con una empresa especializada en desatrancos como la nuestra.

Deja un comentario

Contacta con nosotros, te ayudaremos con cualquier consulta
Contacto